Valverde, sobre el retraso de Dembélé: “Esperaba un día tranquilo”

El técnico, que anuncia cambios contra el Tottenham, reivindica “una manera de comportarse igual para todos”

Con la primera posición del grupo garantizado, a falta de interés deportivo, el partido del Barcelona contra el Tottenham se presenta como el escenario perfecto para volver a examinar a los futbolistas sin minutos, y descubrir los planes del técnico respecto a Dembélé. El francés volvió a llegar el lunes dos horas tarde al entrenamiento tras realizar un gran partido frente al Espanyol y amargó el día al propio técnico. “Tras ganar 0 a 4, con un día soleado, esperaba un día llevadero, la verdad”, admitió Ernesto Valverde, que ya avanzó el tema principal de la rueda de prensa. “Empieza el serial Dembélé”.

La actitud del francés preocupa en el vestuario. Sus compañeros ya le han lanzado en las últimas semanas mensajes a través de la prensa y el propio Valverde volvió a dejar claro que por encima de las individualidades está el colectivo. “Hay una manera de comportarse que tiene que ser igual para todos. No es una situación nueva e intentaremos ayudar al jugador”. Su compañero Lenglet, sin embargo, intentó que el buen nivel del delantero en el campo diluyera su escasa puntualidad. “En el campo hace las cosas muy bien”, recordó Lenglet, “hablamos de las cosas extradeportivas, pero cuando juega, lo hace realmente bien”. El central basó su defensa en los números. El delantero es el tercer máximo goleador en la Liga –suma seis goles- y sus prestaciones en el césped son decisivas. “No sé si jugar bien lo tapa todo. Pero al final somos futbolistas y jugar al futbol es lo más importante. Después, los periodistas evalúan, y lo entiendo; pero lo más importante es si se ayuda al equipo. Nada más”.

Valverde no descubrió si Dembélé formará parte de la lista de convocados para enfrentarse al Tottenham, pero avanzó que Suárez descansará. “Si le hemos protegido estos días, no le voy a hacer jugar ahora dos partidos seguidos”. La alineación presentará más cambios. “Sí, habrá algunas rotaciones. No se me escapa que estando clasificados, puedo dar un respiro a los jugadores. El sábado tuvimos un partido difícil”. El técnico, sin embargo, minimizó la idea de que el choque europeo sea un examen para los futbolistas menos habituales. “Cada día es una prueba y una oportunidad para demostrar cosas. Lo importante es que los jugadores que salgan lo hagan con fortaleza”.

Uno de los aspirantes a la titularidad es Coutinho, que vio la primera parte contra el Espanyol desde el banquillo. “Cuando Suárez no marcaba, me preguntaban por él, y ahora me cuestionan por Coutinho”, razonó Valverde. “A lo largo de un curso se suceden los estados de forma de los jugadores. Coutinho es fundamental para nosotros. Cuando está bien, es determinante”.

El Tottenham reservó a Kane y a Eriksen en su partido de la Premier para garantizar el mejor estado de forma posible en el Camp Nou. “Esperamos un partido duro”, avanzó el técnico, “el Tottenham es un equipo fuerte y ellos se juegan la clasificación”. El conjunto de Pocchettino necesita el mismo resultado que consiga el Inter contra el PSV para clasificarse. Y desde Italia se alerta de que el once de Valverde no sea tan competitivo como en el resto de partidos de Champions. “La situación actual es como como la del año pasado: ya ganamos cuando estábamos clasificados. El Inter no tiene nada que temer. Pero si hubiesen empatado o ganado en el campo del Tottenham no tendrían ningún problema”.

Fuente: https://elpais.com/deportes

Deja un comentario